Hacer Nada

  • Cuando usted no hace absolutamente nada con respecto a su deuda inmanejable que lo ha abrumado y que ha paralizado, no solo a sus finanzas, sino también a su vida personal…, su pesadilla continuará empeorando día a día. Es por eso que es una necesidad de emergencia que usted se comunique con Liquidela de inmediato para que podamos comenzar a trabajar enseguida en rescatarlo sin más preámbulos, para detener su sufrimiento y preocupación, y brindarle la paz que usted tanto ansía. ¡Su salud mental y emocional depende de ello!

 

 No tema, porque Liquidela está aquí para brillar la luz y traerle la paz.

No Se Quede Ahí Sentado

¡Usted no puede quedarse sentado y no hacer nada mientras su mundo se derrumba! A veces se siente como que la cosa más fácil de hacer es hacer como un avestruz y bloquear nuestros miedos, escondiéndonos de nuestros problemas. Pero no es una imposibilidad fácil.

Tome Acción

Ciertamente, tampoco es lo mejor ni lo más sabio que se puede hacer. ¡Usted debe actuar! La única acción que se requiere de usted es levantar el teléfono y llamar a Liquidela HOY, porque haremos absolutamente todo lo demás para devolverle su vida.

No Tiene Precio

No tiene precio tener una vida junto con la paz. Todo, desde el apetito hasta el sueño, se ve afectado. El estrés, la ansiedad y las preocupaciones son finitos. A nadie le gustan los problemas, porque las consecuencias y las penalidades nunca son algo dulce y alegre.

¡Libre de Deudas!

Qué maravilloso es no deber nada en ningún lado, no tener que llevar esa preocupación consigo a donde quiera que uno vaya, tener tanto miedo a gastar y nunca poder comprar ese pequeño extra de algo que usted siempre está deseando. ¡Liquidela lo libera de eso!

No Hacer Nada En Absoluto

Para la mayoría de los estadounidenses, la deuda siempre ha sido una forma de vida, desde el momento en que comienzan la universidad y las respectivas empresas de tarjetas de crédito los bombardean con sus tarjetas. En su mayor parte, son deudas malas. Pero también existe una deuda buena, como cuando la vida le da una valiosa y excelente mano a uno, con la cual financiar una educación y una carrera prestigiosa y lucrativa, o comprar un negocio y una casa. Muy importante, una buena deuda siempre es manejable y nunca abrumadora. Sin embargo, incluso por diseño, no todos somos tan afortunados ni siempre, independientemente de sus mejores intentos e intenciones.

En el mundo actual, el alivio de la deuda ha evolucionado hasta convertirse en un servicio muy esencial y vitalmente indispensable. Siempre ha sido un servicio de gran importancia, sin embargo, tendría sus escépticos que lo verían como un truco que, para ellos, no era válido, era más un estigma para los manipuladores del sistema que un verdadero servicio a la verdadera sociedad. Pero hoy, este gran servicio ha probado con creces la naturaleza sólida de su verdadero valor e importancia, a través de resultados, hechos y acciones, porque es más sorprendente, un milagro, si no se puede encontrar una familia con al menos un miembro que haya sido beneficiario del alivio de la deuda.

Para aquellos que tienen ingresos constantes y su deuda no es abrumadora ni imposiblemente inmanejable para ellos, el alivio de la deuda es innecesario y tampoco calificarían para él aunque lo quisieran.

Pero para todos aquellos que están viviendo y experimentando todo lo contrario, el alivio de la deuda se vuelve obligatorio si quieren tener una vida evitando la quiebra.

Sí, porque incluso aquellos lo suficientemente afortunados como para poder pagar el mínimo de la deuda de su tarjeta de crédito, por ejemplo, se condenarían a una generación de deudas, algo así como 27 años, antes de que finalmente puedan afirmar que están libres de deudas. Esto se debe a que, sin el alivio de la deuda, la mayor parte de ese pago mínimo se destinará, no al saldo principal de su deuda, sino a sus multas, altos intereses, y multas por mora, etc.

¡Imagínense lo que sería la calidad extremadamente pobre y terrible de una vida así! Difícilmente, casi nunca tendrían dinero para sí mismos para cuidar de sus necesidades y gustos personales…, y la paz, una buena noche de sueño, alegría, felicidad, todas las cosas buenas, se les escapan … ¡¡¡como por 27 LARGOS AÑOS !!! ¡Relaciones destruidas, mientras que el divorcio y los suicidios aumentan y se disparan!

Esta es precisamente la razón por la que surgió Liquídela, para salvar a las buenas personas y familias de esto, cuando las circunstancias de la vida y El Destino les han dado una pesadilla tan terrible y pérdida … Porque nos damos cuenta de que las cosas suceden en la vida, que no siempre se trata de un caso en el que el deudor trata maliciosamente de librarse o es deliberadamente irresponsable por diseño.

Por lo tanto, el alivio de la deuda es un servicio muy importante y que salva vidas, que es particularmente necesario cuando nos enfrentamos a una horrible pesadilla que está fuera de nuestro control, como lo que COVID-19 ha hecho tan profundamente a los empleos y la economía en todo el mundo. La reacción de puro alivio y alegría emocionada de nuestros clientes, justo en el momento en que finalmente pueden declarar estar completamente libres de cualquier deuda, es tan gratificante e invaluable para nosotros y para lo que luchamos. Elegir el alivio de la deuda le brinda un camino para salir de su deuda que es una experiencia que cambia la vida de una manera mejorada.

 Así que recuerde que usted nunca está solo, que siempre estamos aquí para usted y que tiene disponibles opciones muy viables y beneficiosas para usted. Usted tampoco tendrá motivos para sentirse mal o culpable por buscar ayuda con su asfixiante deuda, y su puntaje crediticio volverá a ser bueno en no mucho tiempo. Lo que uno no puede tomar para atrás o recuperar son todas las demás cosas de los daños de una deuda abrumadora e imposiblemente inmanejable, como son los sufrimientos, las dificultades, las relaciones, los recuerdos, los años y la vida. 

LLAME A LIQUIDELA HOY PARA HABLAR CON UN ESPECIALISTA CERTIFICADO EN DEUDA

Liquidela hace que sea tan simple y fácil para usted que lo encaminamos hacia la libertad financiera sin que tenga que hacer mucho más de lo que ya está haciendo por sus deudas. Será menos y mejor para usted, porque solo hará un pago mensual menor que sus obligaciones actuales.

 

Liquídela está con usted en cada paso del camino, asegurando que su viaje hacia la libertad financiera sea un éxito rotundo. Se lo ponemos todo fácil y empezamos ofreciéndole una consulta telefónica GRATUITA, donde podrá hablar todo lo que quiera y llamar todas las veces que lo desee. Así es como obtenemos su historia completa, su estado financiero y personal completo para analizar a fondo, de modo que podamos identificar el ajuste correcto que es la mejor solución para su situación particular e individual.

Todos nuestros afiliados se convierten en nuestra familia y no cejamos en nuestra lucha por sus mejores intereses hasta que usted esté completamente satisfecho y libre de deudas. Nuestra determinación se combina con un plan realista en armonía con los medios y recursos del cliente (por muy pequeños que sean los ingresos que usted pueda tener). No tiene precio, el gran sentimiento que disfruta al tener una segunda oportunidad, al dejar de sentirse desamparado, solo y sin esperanza, y al tener el poder de corregir los errores y demostrar que ha aprendido de la experiencia. Por favor, no cometa el error de no hacer nada por su deuda; ¡Haga algo llamando a Liquídela HOY  para su consulta GRATIS por teléfono y no descansaremos hasta que lo ayudemos a liberarse de sus deudas!

Obtenga una evaluación de deuda gratuita

Simplemente complete el formulario y uno de nuestros expertos en asesoría crediticia se comunicará con usted. ¡Pronto, estará en camino a una vida libre de deudas!